A lo largo de los años, la moda siempre ha desafiado nuestras costumbres y tradiciones, introduciendo novedades que solemos seguir sin pensar cómo puede afectar directamente a nuestra salud. Una de las más recientes tendencias es usar calzado cerrado sin calcetines.

Si miramos las pasarelas, alfombras rojas y catálogos de moda, usar mocasines, zapatos formales o deportivas sin calcetines y enseñando los tobillos está cada vez más de moda, haciendo que esta costumbre se disperse entre la población, sobre todo, la más joven.

El Colegio de Podología de Reino Unido afirma haber registrado un aumento en el número de infecciones por hongos en la población más joven debido a la moda de no usar calcetines.

Los pies tienen alrededor de 250.000 glándulas sudoríparas, y aunque no hagamos deporte, generan gran cantidad de sudor, aproximadamente 280 mililitros (casi una lata de refresco). El problema surge cuando no tenemos calcetines para que puedan absorber todo ese sudor y evitar que se generen hongos.  

Para evitar que esta situación pase, los expertos recomiendan algunos trucos para no comprometer nuestra salud sin dejar de seguir la moda:

1.Usar siempre calcetines hechos de materiales naturales, como el algodón, la lana o incluso una mezcla de ambos.

2.Utilizar calzado que permita la transpiración del pie y que absorba la humedad. Así podemos reducir las posibilidades de crear un ecosistema idóneo para la proliferación de hongos.

3.Usar calcetines cortos o pinkies del color de la piel o del zapato para dar la apariencia de que no llevamos calcetines y así evitar el riesgo de contraer alguna enfermedad.

4.Usar sprays antitranspirantes en las plantas de los pies antes de poner los zapatos.

5.Minimizar las horas que pasamos usando calzado.

6.Usar plantillas desmontables y con efecto desodorante, previniendo el exceso de sudor.

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-41568720

Posted: 05-07-2018