El cambio de estaciones del año puede provocar alteraciones en nuestro sistema inmunológico. Según la doctora Silvia Sánchez Ramón, “la estacionalidad en la incidencia de las enfermedades infecciosas en humanos está claramente establecida”.

Nuestro sistema inmunológico se caracteriza por contar con una red gigante de células y órganos que están en constante funcionamiento para mantener el organismo libre de bacterias, virus, hongos o cualquier cuerpo extraño infeccioso que pueda provocar alteraciones o enfermedades.

Llevar una dieta variada y saludable durante todo el año, realizar ejercicio regularmente, y tomar vitaminas durante el invierno puede ayudar a mantener en forma nuestro sistema inmune.

 

¿Vacunas? Sí, en invierno.

La única solución “anti-infecciones” comprobada científicamente es que vacunarse refuerza nuestro sistema inmune de forma notable. La mejor época para hacerlo es el invierno. Durante esta estación, protegerse y cuidarse es obligatorio ya que estamos expuestos a grandes cambios (como el cambio de temperatura) que pueden crear alteraciones en nuestro organismo.

 

Hábitos saludables

Es muy importante seguir una serie de hábitos saludables para mantenernos sanos y protegernos de todo tipo de enfermedades. Llevar una dieta adecuada y rica en nutrientes y vitaminas además de hacer ejercicio físico regularmente, nos ayudará a mantenernos fuertes y sanos. Con el cambio de estaciones, nuestro organismo se vuelve más vulnerable y es fácil coger infecciones propias de cada estación, por eso, debemos evitar siempre que se pueda la exposición a factores de riesgo.

 

Ejercicio físico

Tener una vida activa y seguir unos hábitos saludables contribuye a mejorar y proteger las funciones desarrolladas por nuestro sistema inmune. La actividad física intensa es capaz de generar una respuesta antinflamatoria en el organismo. ¿Lo sabías?

 

Fuente: https://elpais.com/elpais/2017/09/18/buenavida/1505728121_258597.html

Posted: 05-07-2018