La espalda puede dolernos por muchos motivos: mucho estrés, malos gestos, postura incorrecta… Pero podemos mejorar siguiendo estas tres pautas:

 

1- Sigue haciendo ejercicio

 Cuando nos duele la espalda solemos pensar que es mejor no movernos mucho, pero estamos equivocados, la actividad física muchas veces es la mejor medicina. Eso sí, debemos evitar movimientos bruscos o actividades muy duras que nos puedan causar todavía más dolor. A veces, con caminar es suficiente ya que el cuerpo se mantiene en posición neutral y vertical.

 

2- Mejora tu flexibilidad

Realizar ejercicios para fomentar la flexibilidad puede hacer que nuestro dolor de espalda desaparezca ya que se basa en poner la misma carga en todo el cuerpo y recuperar el eje central. Un ejemplo es sentarse en el borde de la cama, estirar una pierna y colocar la otra en el suelo, mientras nos inclinamos hacia adelante manteniendo la espalda en posición neutral.

 

3- Esfuérzate en mantener una postura correcta

Cuando realizamos nuestras actividades cotidianas con una mala postura, hacemos que la tensión se vaya acumulando y agravando. Es importante mantener siempre una buena posición para quitar presión a nuestros nervios y así reducir el dolor.

 

Fuente: http://www.objetivobienestar.com/tres-ejercicios-para-reducir-el-dolor-de-espalda_1731_102.html

 

Posted: 03-07-2018