¿Sabías que los accidentes personales, junto con los daños materiales y los incidentes relacionados con la responsabilidad civil, son los tres riesgos más comunes en las pequeñas y medianas empresas? Pero, no te preocupes: también existen soluciones aseguradoras para esa situación.

Hay seguros que, tengamos o no, a todos nos suenan y tenemos algo de idea sobre qué cubren: el de Autos, el de Hogar, el de Decesos o el de Salud, por ejemplo. Pero hay otros que, a pesar de ser igual de útiles, son menos conocidos. Uno de ellos es el seguro de Accidentes, una protección muy interesante tanto desde el punto de vista personal como profesional y de empresa.

 

¿Qué cubre el seguro de accidentes?

Como su nombre indica, el seguro de accidentes cubre los daños corporales que pueda sufrir la persona asegurada como consecuencia de un accidente; incluye tanto percances sucedidos en la vida privada como en el desarrollo de la actividad profesional.

Es importante aclarar que, según su definición, 'accidente' es un acto o hecho que deriva de una causa violenta, súbita, externa e involuntaria que produce daños en las personas. Este aspecto lo diferencia de, por ejemplo, un seguro de Vida. Así, las coberturas del seguro de accidentes solo entrarían en vigor cuando se ha producido el hecho que merezca tal calificación.

Por ello, a pesar de sus claras ventajas, es especialmente importante asesorarnos bien al contratarlo, para que queden cubiertos los aspectos que más nos interesen para nuestro caso y estar bien al tanto de lo que queda excluido.



¿Qué tipos existen y cómo funcionan?

Este tipo de seguros se pueden contratar vinculados a otro tipo de seguros o de forma independiente. Y, a su vez, si se contratan solos, existe la opción individual o colectiva.

 

El seguro de accidentes individual

El seguro de Accidentes individual se pone en marcha en caso de un accidente que cause daños al asegurado a consecuencia de las actividades previstas en la póliza. Por lo general, este tipo de seguros contempla:

  • un capital en caso de incapacidad permanente o total, causada por accidente.
  • los gastos de asistencia sanitaria con los límites fijados en la póliza.

Asimismo, también suelen incluir una indemnización para los Beneficiarios establecidos en la Póliza en caso de fallecimiento por el accidente de la persona asegurada.

 

El seguro de accidentes colectivos

Por su parte, los seguros de Accidentes colectivos (con coberturas similares) se caracterizan por cubrir, mediante un solo contrato, a diversos asegurados que integran una colectividad (por ejemplo, los empleados de una misma empresa). Esta opción de seguro de accidentes puede ser una inversión interesante para cualquier negocio que se quiera cubrir ante imprevistos.

 

No olvidemos que, tradicionalmente, los accidentes personales son uno de los tres riesgos más comunes en las pequeñas y medianas empresas son, junto con los daños materiales y los incidentes relacionados con la responsabilidad civil.

El mejor Seguro de Accidentes

Porque hay momentos en la vida en que necesitamos que alguien cuide de nosotros. Tú céntrate en tu recuperación y nosotros en que tengas los mejores tratamientos.

Quiero saber más