Hasta el año 2005, muchas veces tras el fallecimiento de una persona, sus familiares no eran conscientes de que tenía un seguro de vida contratado, con lo que no reclamaban su capital a la compañía aseguradora y nunca se cobraba la indemnización.

Para evitarlo se creó el Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, dependiente del Ministerio de Justicia.

Si el fallecido tenía testamento, este trámite lo realizaría obligatoriamente la Notaría

Actualmente las aseguradoras están obligadas a dar a este registro público los datos de aquellas personas que contratan un seguro con cobertura de fallecimiento, tanto de vida como de accidentes, de forma que cualquier persona pueda consultar si alguien es beneficiario de una póliza de este tipo y con qué entidad.  Como en todo, hay excepciones y  algunos seguros de vida NO están incluidos en este Registro, por ejemplo los contratados a través de una federación (por ejemplo una federación deportiva), los de colectivos de empresa (que contratan para su colectivo de empleados) ni los relacionados con los préstamos en los que el beneficiario es una entidad financiera.

Para realizar el trámite se deben seguir estos pasos:

-        En primer lugar, se debe acreditar el fallecimiento de la persona sobre la que se quiere hacer la consulta.
Este trámite se puede hacer en el Registro Civil (presencialmente o por correo ordinario) o a través de la web del Ministerio de Justicia  (https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-defuncion)

Para que la solicitud sea aceptada deben haber pasado al menos 15 días del fallecimiento, hasta un máximo de 5 años

-        La solicitud de información sobre el seguro de vida se puede hacer:

o   Físicamente en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia o en la Oficina Central de Atención al Ciudadano en Madrid

Para este trámite es necesario la presentación del formulario 790 descargable aquí( https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-contratos-seguro#infGeneral)

o   Por correo postal, a la Oficina de Atención al Ciudadano del Ministerio de Justicia (Pza. Jacinto Benavente 3, 28012 Madrid)

o   Por internet desde la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia (https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-contratos-seguro)

En todos los casos también es necesario abonar las tasas correspondientes (y adjuntar el justificante si se presenta personalmente o por correo)

Se puede encontrar toda la información sobre el trámite para la consulta del Registro de Seguros de Fallecimiento y la documentación necesaria en la web del Ministerio de Justicia (https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-contratos-seguro#infGeneral)

Es importante saber que, en caso de que el fallecido hubiese hecho testamento previamente, este trámite lo realizará de forma telemática la Notaría de forma obligatoria, así que no es necesario que los herederos o familiares lo realicen.

Opcional: Conviene solicitar esta información al Registro a la mayor brevedad una vez ocurrido el fallecimiento: una vez la aseguradora abona el capital correspondiente se cancelarán del Registro los datos de esos contratos (a petición de la aeguradora)

Opcional: tampoco se incluyen los seguros de vida donde el tomador y el beneficiario del seguro de vida coinciden. La razón es evidente: en este caso, el beneficiario ya sabe que existe un seguro.

 

Posted: 12-07-2018