Cuando los pequeños de la casa comienzan a tener movilidad: gatear, caminar, trepar…es normal que su inquietud y su inexperiencia hagan que se lleven más de un susto.

Empezar a explorar el mundo es una etapa fundamental, pero siempre podemos ayudar a que sea lo menos accidentada posible, aunque por supuesto, las caídas también forman parte del aprendizaje.

A continuación compartimos varios consejos para mejorar la seguridad de tu hogar y prevenir así lesiones en los niños:

1. Si tienes escaleras asegúrate de poner una valla protectora tanto al inicio como al final de las mismas, y mantenerlas siempre cerradas. 

2. Los pequeños escaladores se ven tentados a probar sus habilidades cuando colocamos muebles enfrente de ventanas o balcones, evita sus tentaciones cambiando la disposición.

3. Las piscinas, bañeras y playas son entornos en los que debemos estar siempre pendientes de los niños. Asegúrate de que sus manguitos o chaleco salvavidas forman parte de sus juegos para que no se quiera deshacer de ellos ni se les olviden.

4. Desde los 3 a los 6 años la mayoría de las quemaduras se producen por el uso indebido de mecheros y cerillas. Como son objetos que llamarán mucho su atención, lo mejor es tenerlos alejados.

5. Los medicamentos, productos de limpieza, pinturas, barnices…todo aquello que creas que puede ser alcanzable para el niño y podría consumirlo, cámbialo de sitio. Si tienes que tomar algún medicamento, no lo hagas enfrente de él, ya que podría tratar de imitarte.

6. Para evitar atragantamientos, insiste siempre en la importancia de masticar bien antes de tragar. Los niños menores de 5 años, por ejemplo, no deberían comer frutos secos, ya que al tratarse de alimentos pequeños es más fácil que los engullan. Es importante que no coman ni beban acostados, jugando o corriendo.

 

Fuentes:

http://www.crecerfeliz.es/Ninos/Salud/Evita-que-tu-nino-sufra-un-accidente-domestico

 

Posted: 10-07-2018