Descansar, descansar y descansar. Ese es nuestro lema del verano. Los días son más largos y las ganas de desconectar enormes, pero no podemos descuidar nuestra salud y dejar que la vagancia y el sedentarismo se apoderen de nosotros.

Gracias al buen tiempo hacemos más vida en la calle, y nos surgen muchísimos planes diferentes: excursiones por la playa, la montaña, senderismo… Este tipo de actividades pueden ayudarnos a evitar el sedentarismo, e incluso a controlar nuestra glucosa en sangre y combatir, para aquellos que padezcan, complicaciones en diabetes de tipo 1 y 2.

Sin embargo, no necesariamente tenemos que ceñirnos a las actividades o planes al aire libre. Adaptar ciertas rutinas y costumbres a nuestra vida diaria es también una buena forma de mantenernos activos. Aquí te contamos algunas idea

1. Intenta darte uno o dos paseos al día. Los expertos recomiendan caminar durante al menos 30 minutos diarios. ¡Te ayudará a desconectar!

2. ¡Olvídate del coche! Anda para acudir a cualquier lugar siempre que puedas. Si utilizas el transporte público bájate una o dos paradas antes y haz el resto del trayecto caminando.

3. Utiliza las escaleras. En casa, en el trabajo o el cualquier centro comercial. Evita el uso de ascensores.

4. Vuelve a montar en bicicleta. Úsala para desplazarte en vez de cualquier otro medio de transporte, no solo es bueno para tu bienestar, sino que también ayudas al medio ambiente.

5. Actividades en grupo. Únete a grupos que organicen excursiones, a clases de baile o a cualquier actividad que te llame la atención.

El verano es un buen momento para viajar, conocer mundo y coger el hábito de caminar y seguir rutinas que ayuden a nuestro organismo a sentirse mejor y más sanos. Si has conseguido adoptar todas estas costumbres a tu vida diaria durante las vacaciones, no dejes que se escapen y cuando vueltas a la rutina, ¡sigue practicándolas!

 

Fuente: https://uptuvida.com/este-verano-huye-del-sedentarismo/

Posted: 09-07-2018