Ecológico es cualquier producto o actividad que beneficia (o no perjudica) el medio ambiente. Las poblaciones tienen una creciente conciencia social, que se traduce en una preocupación por la salud y por el medio ambiente.

Se puede crear un entorno respetuoso con el medio ambiente en el hogar, y es más sencillo de lo que parece. Existe la percepción de que es difícil proteger el medio ambiente y mantener el estilo de vida al que estamos acostumbrados, pero no es así del todo.

 

Por un lado, existen alternativas para todos los productos y servicios tradicionales. Por otro lado, reducir el consumo y los residuos en el hogar se puede lograr utilizando menos materiales desechables y más reutilizables. Puedes, por ejemplo, utilizar platos de cerámica en lugar de platos de plástico. Cada pequeño gesto puede tener un efecto positivo sobre el medio ambiente y cada pequeño cambio ayuda a preservar el mundo.

Como una ventaja adicional, los productos sostenibles mejoran el mundo en varios otros niveles – económico, social y de salud pública. La producción o recolección se hacen de manera segura y responsable, respetando el suelo, la atmósfera y los trabajadores.

Algunos de los productos amigos del medio ambiente también pueden significar una reducción del gasto doméstico. Mediante el uso de aparatos más eficientes, se ahorra en el consumo de recursos naturales y también en la factura al final del mes. Productos con envases minimalistas pueden tener un coste inferior.

Aquí tienes otros ejemplos prácticos de medidas que ayudan a preservar el medio ambiente:

– Intentar usar productos de limpieza sin componentes químicos peligrosos. Están disponibles en el mercado productos que incluyen sustancias no tóxicas y que son igualmente eficaces. Evitar aquellos cuya etiqueta contiene las palabras “Peligro”, “Advertencia” o “Tóxicos”.

– Comprar alimentos orgánicos. Los alimentos elaborados con métodos orgánicos, además de ser buenos para la salud, también ayudan al medio ambiente. Os dejamos con algunos enlaces a distribuidores o tiendas donde se pueden comprar estos productos u obtener más información acerca de un estilo de vida más “verde”:

www.cestaverde.com

www.supersano.es

www.ilovefood.es

www.biospace.es

– Utilizar aparatos o dispositivos con índices más altos de eficiencia. Esto reduce el consumo, lo que significa menos carga ambiental y menos carga en tus facturas.

– Utilizar el transporte público siempre que sea posible.

– Reciclar los residuos – separar el papel, el vidrio y los metales.

Con estos pequeños pasos, contribuirás a la reducción de tu huella ecológica y a un futuro mejor.

 

*Los servicios, productos o procesos son elaborados por terceras personas ajenas a MetLife. MetLife no es responsable de la información contenida en los enlaces.

Posted: 10-07-2018