Puede que en algún momento te hayas hecho esta pregunta o que llegues a hacértela. Cada vez son más las personas que desarrollan intolerancias alimentarias, por eso es importante que sepas cómo puedes detectarlo y acudir a un especialista para un diagnóstico eficaz:

Lo primero que tienes que saber es qué significa ser intolerante a la lactosa. La intolerancia a la lactosa se produce a causa de la falta de producción por parte de tu cuerpo de la enzima lactasa, que permite la absorción de la lactosa.

A partir de ahí, es probable que el cuerpo experimente algunas sensaciones o consecuencias como náuseas, diarrea, gases, dolor abdominal, sensación de pesadez e incluso cólicos.

Sin embargo, como bien sabrás, estos síntomas pueden darse con frecuencia por diferentes causas (por ejemplo, puedes tener náuseas si lo que has ingerido estaba en mal estado o si, simplemente, te ha sentado mal).

Si tienes estos síntomas cada vez que ingieres productos que contengan leche, lo primero que te recomendamos es que pruebes a evitarlo durante un tiempo, por ejemplo, si te ha pasado con la leche, prueba la leche sin lactosa (e igual con cualquier derivado). Si en estos casos no te ocurre lo mismo que antes, entonces existe una posibilidad de que seas intolerante a la lactosa.

Aparte de la leche, hay muchos otros alimentos que pueden contener lactosa:

  • Cereales.
  • Cremas.
  • Leche en todas sus formas (polvo, líquida…).
  • Helados.
  • Mantequilla.
  • Nata.
  • Queso.
  • Algunos alimentos que han sido horneados o procesados.

Entonces… ¿eso significa que eres intolerante a la lactosa? No tiene por qué. Aquí viene el paso más importante de todos que muchas personas obvian: visitar a un experto. Los test de intolerancia no han sido aprobados por la comunidad científica y solamente queremos recomendarte aquello que sabemos con seguridad que va a ser bueno para ti: visitar a un médico. El médico te hará un estudio adecuado y podrá determinar si eres intolerante a la lactosa o no.

Posted: 19-09-2018