¿Son las 11 de la noche y tu cuerpo te pide chocolate? ¿No puedes comer sin pan? ¿Necesitas un trozo de queso a media mañana? Tal vez sea la forma que tiene tu cuerpo de demostrarte la falta de algún nutriente esencial. Sea cual sea tu antojo, te contamos cómo puedes evitarlo con una dieta sana.

 

Dulces y alimentos azucarados

Si tus antojos son de alimentos muy azucarados o refrescos, seguramente tu nivel de azúcar en sangre esté sufriendo alteraciones y te pida constantemente azúcar. Responder con bollería o tartas causará mayores alteraciones y, por lo tanto, una mayor dependencia a tus antojos.

¿Cómo puedes remediarlo? La fruta con azucares naturales te ayudará a combatirlo, así como los alimentos que contienen mucha fibra como las alubias y la mayoría de las legumbres.

 

Chocolate

Tener antojo de chocolate muchas veces significa tener un déficit de magnesio. Nutricionistas estiman que más del 80% de la población tiene una falta de magnesio, por lo que el antojo de chocolate es uno de los más comunes. Si sueles comer chocolate, escoge el que sea más oscuro ya que será el que más cacao contenga. Puedes remediar el antojo con alimentos como frutos secos y pescado.

 

Alimentos salados

¿Tu antojo son las patatas fritas o las palomitas? Las glándulas adrenales pueden estar alteradas debido al estrés y al exceso de energía. Prueba con ejercicios de respiración y técnicas de meditación.

 

Queso

El antojo por el queso o la pizza muchas veces indica una deficiencia de ácidos grasos. Añade salmón, frutos secos y kale a tu dieta para reestablecer los niveles normales.

 

Fuente: https://www.womenshealthmag.com/weight-loss/food-cravings/slide/3

Posted: 04-07-2018