Ya estamos oficialmente en otoño y los termómetros empiezan a descender, el invierno cada vez está más cerca, y con él los molestos catarros y las gripes. Pero también existen otras enfermedades de otoño no tan comunes como las anteriores: como las alergias que se producen por el aumento de la humedad, el moho y los ácaros; la depresión estacional debido al cambio de hora, con más periodos de oscuridad; o los problemas del sistema cardio-respiratorio, que se sobrecarga al intentar adaptarse a los cambios de temperatura.

Está claro que el otoño es una estación que pone a prueba nuestro sistema inmunológico, y sobre todo el de los niños, que resultan ser los más vulnerables a la hora de contraer estas enfermedades. No podemos evitar el contagio porque estamos en constante contacto con otras personas, pero sí podemos adoptar ciertas costumbres para disminuir la posibilidad de enfermar.

¿Cómo podemos prevenir las enfermedades del otoño?

1.Ventilar a diario la casa, en especial aquellos espacios en los que pasemos mucho tiempo.

2.Lavarse las manos con frecuencia. Las manos, al estar continuamente en contacto con todo, se convierten en el principal foco de infección, por ello es importante mantenerlas siempre limpias.

3.Llevar una vida saludable para que nuestro sistema inmunitario resista a las infecciones: practicar deporte, llevar una alimentación equilibrada, mantener un buen estado emocional, etc.

4.Mantener la casa limpia. No solo es importante ventilar nuestro hogar, sino también mantenerlo limpio para evitar las alergias producidas por la acumulación de ácaros y mohos.

Fuente: http://sadiv.org.ar/recomendaciones/llega-el-otono-algunas-recomendaciones-para-evitar-la-gripe/

Posted: 03-07-2018