Las opciones saludables son decisiones inteligentes.

Disfrutar de una vida larga y saludable es algo que todos queremos – y hay muchas acciones que podemos poner en marcha para aumentar las probabilidades de conseguirlo. Los beneficios del ejercicio tanto física como mentalmente, están comprobados. Nunca eres demasiado joven, mayor, o fuera de forma para empezar.

El ejercicio puede ayudar a las personas en cualquier etapa de la vida – los beneficios son independientes de la edad, del sexo o de la forma física. Para motivarte, enumeramos algunas de estas ventajas:

 

Mejoras en la salud

• Aumenta la eficiencia del corazón y los pulmones 

• Aumenta la fuerza muscular

• Reduce los niveles de colesterol

• Reduce la presión arterial 

• Reduce el riesgo de enfermedades graves como la diabetes o problemas cardíacos 

• Ayuda a perder peso

 

Mejoras en el bienestar

• Aumenta la agudeza mental

• Aumenta los niveles de energía 

• Mejora la calidad del sueño

• Mejora la capacidad de hacer frente al estrés

• Reduce las tensiones

 

Para una mejor condición física, muchos expertos en salud general recomiendan un mínimo de 30 minutos de actividad de intensidad moderada todos o la mayoría de los días de la semana.

Ejemplos de actividades pueden ser caminar a paso ligero, andar en bicicleta, nadar, hacer reparaciones en el hogar o jardinería. Si no puedes hacer 30 minutos seguidos, puedes hacer 3 períodos más cortos (por lo menos de 10 minutos), un total de media hora todos los días.

Los programas estructurados tienen ventajas obvias, pero la mayoría de la gente puede lograr un mejor nivel de salud y forma física con la simple incorporación de actividad física en la vida cotidiana.

 

Te hacemos algunas sugerencias para mejorar tu condición física:

• Utiliza las escaleras en lugar del ascensor.

• Aparca en el otro extremo del parking y camina hasta la oficina o centro comercial.

• Si te mueves en autobús o en metro, bájate un par de paradas antes y haz el resto del camino a pie.

• Levántate de la mesa durante el día para estirar y activar la circulación.

• Cuando tengas ganas de “picotear”, da un paseo rápido.  

• Aumenta el ritmo al hacer reparaciones en casa o al cortar el césped.

• Juega con tus hijos.

 

Cuando estés listo para actividades más vigorosas, establece metas y expectativas realistas. La condición física y estilos de vida saludables son procesos a largo plazo, así que empieza lentamente y poco a poco irás evolucionando. A medida que aumentas tu condición física, puedes aumentar el nivel de actividad.

Cuídate con una dieta equilibrada, ejercicio regular y cuidado preventivo de la salud – verás que los beneficios valen la pena. El paso más importante es el primero – el compromiso con un estilo de vida saludable.

Añadir la aptitud física y una dieta cuidada en tu rutina diaria, puede proporcionar una larga vida con resultados positivos. Así que la próxima vez que pienses “no tengo tiempo para eso,” pregúntate “¿quiero o no sentirme mejor?”.

 

Consulta a tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios, especialmente si tienes algún problema del corazón o si eres un hombre mayor de 40 años o una mujer mayor de 50 años con factores de riesgo tales como ser fumador, tener presión arterial alta, el colesterol alto, u obesidad.

 

Fuente: https://ecoosfera.com/2013/04/top-10-maneras-de-ser-mas-saludable-en-menos-de-10-minutos/ 

Posted: 03-07-2018