A casi todos nos gusta el azúcar… es dulce y básicamente hace que todo sepa mejor, pero es sabido que el consumo excesivo puede generarnos problemas de salud  de los que no somos conscientes cuando, inocentemente, nos comemos una galleta tras otra. Si como muchos ya has intentado reducir tu consumo diario de azúcar, seguro que sabes lo difícil que puede llegar a ser. ¿Sabes a qué se debe esto? Porque cuando comemos azúcar, nuestro sistema de recompensa se activa haciéndonos sentir una sensación de placer al consumirla, lo que nos crea cierta adicción.

Al mismo tiempo que sucede esto, se libera una gran cantidad de dopamina. Esto es lo que hace que comer azúcar nos siente tan bien. Cuando comemos alimentos con alto contenido en azúcar, a menudo, desarrollamos una tolerancia que a su vez nos obliga a comer más azúcar para obtener el mismo nivel de recompensa. Con el tiempo y con una sobreestimulación de esos centros de recompensa, desarrollamos una adicción al azúcar. 

Pero no te preocupes,  porque existen alternativas más sanas que el azúcar, que puedes utilizar para endulzar tu comida sin dañar tu salud, la clave está en la moderación. ¿Quieres saber cuáles son?

- Panela: La panela viene de la caña de azúcar y se considera un azúcar más natural. Al ser menos procesado, la panela aporta más vitaminas y nutrientes (como calcio, fósforo y vitaminas del grupo B).

- Miel: La miel cruda aporta varios antioxidantes y propiedades antibacterianas y antifúngicas. Aunque sea un alimento más calórico que el azúcar, la miel es más dulce así que no necesitas una dosis tan grande.

- Azúcar de coco: Esta es una buena alternativa al azúcar blanco porque está menos procesado y tiene un índice glucémico más bajo. Además, el azúcar de coco aporta vitaminas y minerales como el calcio, potasio y zinc.

- Stevia: La Stevia es la alternativa más sana y menos calórica al azúcar. Es de 100 a 200 veces más dulce que el azúcar blanco y no provoca un aumento en los niveles de azúcar en la sangre. Pero también debemos decir que la stevia tiene un sabor especial, y no gusta a todos, pero es una muy buena opción para ayudarte a consumir menos azúcar sin prescindir del dulce en tu vida.

 

Fuente:

https://psicologiaymente.net/neurociencias/sistema-recompensa-cerebro 

Posted: 06-08-2018