Las gripes y los resfriados pueden suponer un gran inconveniente para el día a día, pero no necesariamente una razón para dejar de hacer ejercicio físico. De hecho, el ejercicio moderado y regular es una gran manera de fortalecer el sistema inmunológico y puede ayudar a acelerar el proceso de recuperación.

 

Sin actividad física regular, no se puede alcanzar una salud próxima al ideal. El ejercicio ayuda a mejorar la condición física en general, lo que también significa un fortalecimiento del sistema inmunológico[1] que nos protege de las agresiones externas.

Por supuesto, siempre hay que “escuchar” y respetar lo que te dice el cuerpo, moderando  el esfuerzo, sobre todo si estamos enfermos y tomando medicación. Si hay alguna condición de salud preexistente, se recomienda consultar a tu médico.

Si hay fiebre, el ejercicio debe evitarse por completo. El estrés puede sobrecargar el cuerpo ya debilitado y empeorar la situación. No olvides también que el descanso es importante cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado y que la hidratación es aún más importante cuando las condiciones de salud no son óptimas.

En pocas palabras, la gripe y los resfriados son signos de deficiencias en el sistema inmunológico. El cuerpo es incapaz de repeler ataques externos y sientes que está luchando contra ellos. Algunas de las posibles razones para esto son:

• Falta de vitamina D. En el invierno, cuando la exposición al sol es más baja, ocurren más casos.

• Exceso de azúcar. Especialmente fructosa.

• Falta de sueño y de descanso.

• Estrés. Crea desequilibrios en nuestro cuerpo.

• Falta de ejercicio. Un estudio de 2002 concluyó que los que practican ejercicio regular sufren 20% -30% menos de resfriados. Eso demuestra una ventaja más de la actividad física.

Por último, no tomes antibióticos para tratar un resfriado. Los virus son resistentes a los antibióticos y por lo tanto, ¡sólo estás debilitando tu sistema inmunológico! Si los síntomas empeoran o duran más de lo esperado, consulta a tu médico.

 

[1] University of Iowa. “Resfriados y gripe con el ejercicio”, 2010

Información adicional:

U.S. Department of Health and Human Services. “2008 Physical Activity Guidelines for Americans”, 2010

Posted: 10-07-2018