Nuestras profesiones forman parte de nuestro estilo de vida, y para que nuestra salud no se vea perjudicada debemos compensar los mayores desgastes de nuestro trabajo.

En el caso de los autónomos, debido a vuestro ritmo laboral y gran carga de estrés, debéis seguir una dieta y unos hábitos saludables muy concretos.

 

Alimentación

En la mayoría de ocasiones, un ritmo de vida acelerado hace que “cualquier cosa” sirva para saciar el hambre, cayendo en las comidas rápidas y perjudiciales. Es importante incluir platos con alta carga energética en tu dieta, como los hidratos de carbono (pastas, arroz, patatas, legumbres) y las denominadas  “grasas buenas” (pescado azul). La complicación no está tanto en qué comer sino en una buena organización de las comidas.

Para combatir la fatiga, la irritabilidad y especialmente el estrés, el magnesio se ha convertido en el mineral clave. Podrás encontrarlo en los vegetales de hoja verde, dátiles, legumbres, soja, semillas, frutos secos, marisco y cacao.

La situación ideal sería de planificar una dieta y cocinar con antelación en casa, pero si es inviable, hay que cuidar el menú en los restaurantes.

 

Practicar deporte

Si la alimentación es un tema pendiente de mejorar, es imprescindible compensarlo con una rutina de deporte semanal. Teniendo en cuenta el contratiempo que supone para un autónomo tener una baja médica, es fundamental mantener el metabolismo activo y prevenir enfermedades.

Hay una amplia variedad de opciones para cuidarte física y mentalmente practicando deporte. Reducir el estrés, desconectar, liberar tensiones…son ejercicios que hay que realizar cuando estamos sometidos a altos niveles de presión en el día a día.

Existen infinitas posibilidades para encontrar aquellas actividades que mejor se adapten a nuestras necesidades.

 

Descanso

Cuando eres tu propio jefe es difícil definir cuándo se termina el horario de oficina y es momento de descansar. Esas jornadas maratonianas deben corresponderse con un descanso de calidad, empezando por mantener una buena higiene del sueño. Evita estar revisando correos desde la cama y deja tus dispositivos fuera del dormitorio. Irte a dormir todos los días a la misma hora te ayudará a establecer tu ciclo del sueño.

 

Fomentar el pensamiento positivo

Para poder alcanzar las metas que te propongas necesitas ser el dueño de tu pensamiento. Cuando eres el único responsable de tu éxito también lo eres de tu motivación. Aunque los pensamientos negativos son imposibles de evitar, sí podemos deshacernos de ellos cuanto antes entrenando nuestra “inteligencia emocional”. Un autónomo con una visión positiva y creativa de su negocio conectará mejor con sus clientes, generará mayor confianza y fidelización, y además de atraerá otros nuevos debido a su actitud y eficiencia.

 

Mantener una disciplina para llevar una vida sana no es fácil, sobre todo cuando la exigencia y las prisas están presentes cada día. Sin embargo, mejorar algunos hábitos cambiarán significativamente vuestra energía para hacer frente a nuevos retos.

Cuida de ti mismo tanto como lo haces de tu negocio, es el camino para poder disfrutar de tu trabajo y tu vida.

 

Información adicional:

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/01/30/autonomos/1485777131_98825.html

https://sp.beneficios-incentivos.sodexo.com/ 

Posted: 09-07-2018