Otro año más, llenamos nuestra lista de propósitos para este nuevo año y empezamos a trazar un plan para conseguir, por fin, llevarlos a cabo. Este año sí, seguro que esta vez sí que vas al gimnasio, empiezas a comer de forma saludable, sales a correr por las mañanas, terminas todo el trabajo al día, te lees esos libros que tanto te interesan y pasas más tiempo con tu familia.

Este año sí… ¿o tal vez no? Hay veces que estos propósitos se quedan en ideas y no llegan a ningún lugar, por eso queremos darte algunos consejos para que esta vez sí, esta vez los cumplas y logres de verdad tus propósitos de año nuevo:

Lo primero, establece si los objetivos que te estás planteando son a corto, medio o largo plazo. Muchas veces el problema es la temporalidad que le damos a nuestros propósitos: no se aprende inglés en cuatro semanas ni tampoco te pones fuerte en diez días de gimnasio. Cada propósito debe llevar su tiempo y tienes que asignárselo al principio del todo.

Por otro lado, debes establecer un punto de salida, es decir, cuándo y cómo vas a comenzar con tu propósito. Es recomendable que los primeros días del año pares y te tomes unos días con calma para escoger los mejores propósitos y planificar cómo los vas a cumplir.

Para esto te recomendamos que te hagas algunas preguntas:

  • ¿Qué es lo que quiero conseguir?
  • ¿Lo puedo conseguir a corto, medio o largo plazo?
  • ¿Cómo puedo medir si lo he conseguido o si lo estoy cumpliendo?
  • ¿Qué necesito para conseguirlo?
  • ¿Qué debo hacer para conseguirlo?

 

Y lo último que te recomendamos es que tengas constancia, porque cumplir durante un mes todos tus propósitos no sirve de nada, únicamente lo tienes que ver como el primer mes de muchos consiguiendo tus logros, pero tienes que intentar no dejarte llevar ni por las tentaciones ni por la vaguería. Siempre es aconsejable utilizar algunos trucos para mantener la motivación y cumplir con tus objetivos.

Por eso, te proponemos lo siguiente: Ahora que ha empezado el año 2019, no te establezcas propósitos rápidamente. Para, respira, piensa y crea tu propia estrategia para que puedas tener tus propósitos en mente y saber cuándo tienes que cumplirlos. Una vez lo hayas hecho, escríbelos y redacta una serie de puntos que tienes que ir cumpliendo, así verás tus avances y te motivará a seguir.

 

Posted: 28-12-2018