Si lo que quieres es rendir mejor cuando haces ejercicio y seguir una dieta sana y energética, estos consejos son perfectos para ti.

Si sueles ir al gimnasio después de comer o de merendar, deberías saber que las digestiones lentas y pesada pueden influir negativamente en tu cuerpo. Para poder hacer ejercicio sin sentir fatiga o malestar, es importante llevar una alimentación sana y descansar las horas recomendadas por la noche.

Si vas a hacer ejercicio poco tiempo después de comer, lo mejor es que sea algo ligero y que aporte proteínas, como el pescado azul o el pavo, dejando de lado la carne roja. Si sigues una dieta vegetariana o vegana existen alternativas como las lentejas, las alubias o el tofu. Añadir verduras ayudará a complementar tu plato y aportarte energía. Para terminar, puedes tomar como postre yogur natural con fruta o un trozo de queso.

 

Si vas al gimnasio después de merendar, algunas ideas muy sanas, ricas y ligeras son:

 

– Kéfir de cabra con miel con frutos secos: el kéfir contiene más bífidus que el yogur y al ser de cabra, se digiere mucho mejor. Añadiendo complementos como frutos secos o miel, aportarás vitaminas, energía y sabor.

 

– Bocadillo o tostada con pan ecológico y pavo: el pan artesanal aporta grandes beneficios al organismo.

 

– Zumos détox: puedes hacer tu zumo a gusto mezclando frutas y verduras de temporada como la manzana, el pepino, el apio…

 

– Tostada con plátano y canela: es sano, rico y aporta vitamina C además de mucho potasio, fundamental para tu dieta.

 

Fuente: http://www.objetivobienestar.com/que-comer-antes-de-hacer-ejercicio_11294_102.html

Posted: 03-07-2018