Según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, nada más y nada menos que 604 millones de kilos de alimentos es lo que se desperdicia al año en España.

Tan solo un cuarto de esta cantidad ya sería suficiente como para poder alimentar a la población que pasa hambre en el mundo, pero ¿por qué se desperdicia tanta comida? Y, lo más importante, ¿cómo podemos evitarlo?

¿Por qué se desperdicia tanta comida?

En primer lugar, tal y como se especifica en el programa Más Alimento, Menos Desperdicio del Ministerio, en España el 60% del desperdicio de comida procede de la restauración, distribución y de las viviendas, por lo que es principalmente en estos lugares en los que tenemos que hacer foco para solucionar el problema.

Y ahora que tenemos identificado el problema, ¿cómo lo solucionamos?

Cómo evitar desperdiciar comida

La respuesta es principalmente evitándolo. Aquí te mostramos algunas formas de hacerlo:

Al cocinar

La primera: seguramente cocine alguien en tu casa, ¿verdad? Pues es importante que tengáis cuidado con los alimentos que desecháis, por ejemplo, siguiendo esta lista:

  1. Calculas cuántas personas vais a comer.
  2. Preparas y cocinas la comida.
  3. Tras comer, ves lo que ha sobrado.
  4. Con la comida que ha sobrado, tienes dos opciones: por un lado, guardarlo para la siguiente comida o para llevártelo al día siguiente, o congelarlo y utilizarlo otro día para comer.
  5. Y encima… ¡te has ahorrado una comida!

Al comprar

Pero no solamente desechamos comida en el proceso de comer, sino también en el proceso de compra. Por ello, tenemos también que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

En el caso de las comidas, podemos tener en cuenta que cada persona consume unos 150 gramos de pasta cocida o 200 gramos si fuera un plato principal. Las patatas suelen ser entre 125 y 150 gramos por plato, pero si es puré de patatas, se recomiendan 200 gramos. Y en el caso de los vegetales y frutas se recomienda unos 120 gramos, no como en el caso de las carnes y pescado que son entre 200 gramos (si fueran parte de varios platos) y 400 gramos (en el caso de un asado). Por supuesto, siempre podemos variar estas cantidades conociendo a cada persona y lo que suele comer.

Hoy tenemos la oportunidad de comer bien y, sobre todo, comer lo justo para no desechar alimentos, ¡te animamos a seguir estos consejos!

 

Posted: 28-11-2018