¿Eres de los que pega un salto de la cama al escuchar la alarma? ¿O eres más de esos a los que se les pegan las sábanas y no hay quien les levante? Ser una persona madrugadora puede ayudarte a afrontar con más optimismo tu día. Según diferentes estudios realizados en Reino Unido, las personas que se despiertan sobre las 7am tienen mucha más energía que las que se despiertan a las 9am.

Si necesitas una ayuda extra para despertarte pronto por las mañanas, aquí tienes 8 consejos para que empieces a ponerlos en práctica y te resulte mucho más sencillo:

 

1- Lo más importante, hay que dormir las horas recomendadas

Es muy importante dormir cada día las horas necesarias (de 7 a 8 horas) te ayudará a despertarte mejor cada mañana, con la energía suficiente para afrontar el día.

 

2- Intenta llevar el mismo horario

Intenta poner la alarma siempre a la misma hora, así tu cuerpo se acostumbrará y podrá descansar mucho mejor. Si cada día te despiertas a una hora diferente tu cuerpo puede sufrir alteraciones y será más difícil descansar.

 

3- Cambia los hábitos, pero poco a poco

Te gustaría despertarte a las 7am, pero hasta las 8am no sales de la cama. Intenta no cambiar bruscamente tus hábitos de sueño, empieza por poner la alarma a las 7.45m, y poco a poco, trabaja para mejorarlo.

 

4- Evita posponer tu alarma

Interrumpir tu sueño y volver a dormirte luego puede distorsionar tu ciclo REM. Pon la alarma a una hora que sepas que puedes despertarte e intenta no posponerla, porque tiene efectos negativos sobre nuestra salud.

 

5- Evita los sonidos bruscos

El cómo te despiertas va a determinar el resto de tu día, escoge un sonido suave y agradable para despertarte, busca una melodía armoniosa o el sonido de las olas.

 

6- No duermas completamente a oscuras

¿Sabías que un poco de luz natural puede ayudarte a despertarte mejor? Deja la persiana un poco abierta, la luz ira entrando progresivamente en la habitación a medida que el sol va saliendo y notarás los beneficios.

 

7- ¡Desayuna!

El desayuno es la comida más importante del día. Un café puede irte bien para despejarte, pero no hará desaparecer el sueño que tienes. Acompáñalo con una pieza de fruta o un yogur, ¡ya verás cómo empiezas mejor el día!

 

8- Haz ejercicio y sé constante

Sabemos que cuesta, y que da mucha pereza, pero si empiezas el día haciendo deporte… ¡verás que energía!

 

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/267420

Posted: 06-08-2018