¿Qué se necesita para empezar un día 10? Agua templada y medio limón exprimido. El limón contiene propiedades limpiadoras y depurativas excelentes tanto para nuestra piel como para nuestro organismo.

Sus beneficios son muchos:

Nos mantiene hidratados y con energía

Beber agua es imprescindible para estar hidratado y sano. Añadir jugo de limón, además de aportar propiedades purificadoras que más adelante veremos, aporta un gran sabor a tu bebida.

Actúa contra el estreñimiento Beber una gran cantidad de agua, ya es de por sí, una buena manera para luchar contra el estreñimiento. Si la tomamos templada con un toque de limón, el resultado será mejor.

Es diurético

Si sueles sufrir infecciones de orina, tomar agua con limón puede actuar como escudo protector, previniendo futuras infecciones. El limón es capaz de modificar el pH y de eliminar las bacterias dañinas que se encuentren en la zona.

Refuerza el sistema inmunitario

El limón contiene propiedades antivirales y antimicrobianas, ya que tiene un alto nivel de vitamina C. Si tomamos esta vitamina a diario, nuestro sistema inmune se reforzará y nos ayudará a protegernos de muchas infecciones y enfermedades.

Refresca la piel y reduce las arrugas

No solo es necesario que nuestro organismo esté hidratado, nuestra piel también tiene que estarlo. Tomar agua con limón al menos una vez al día, refresca, hidrata la piel, le aporta luminosidad y, además, puede reducir las arrugas.

Mejora la digestión

Beber suficientemente agua nos ayuda a estimular el funcionamiento del intestino, añadiendo limón, conseguiremos además limpiar el hígado. 

Aunque esta bebida es muy sana hay que tener en cuenta que en algunas situaciones no es muy recomendable abusar de ella, por ejemplo: si tienes anemia, irritación intestinal, llagas o ulceras o sensibilidad dental.

 
Posted: 02-08-2018