En verano da igual si eres de ciudad, de costa o de montaña, ¿alguna vez te has deshidratado? ¿has estado mal alimentado durante el verano? ¿has visto a tus hijos mareados cuando nunca suele pasarles eso? Entonces… ¡únete a nosotros tomando estos alimentos!

Durante el verano nuestro cuerpo se somete a altas temperaturas, a contrastes entre el agua y el sol, a una alimentación un poco más descuidada de lo normal…

Pero, si queremos disfrutarlo, tenemos que tener cuidado con nuestra alimentación. ¿Cómo?

Lo primero que te recomendamos es que mantengas tu cuerpo hidratado. Los alimentos no lo son todo. El agua nos ayuda a regular nuestra temperatura corporal y a mantener el cuerpo hidratado, de tal forma que no suframos una deshidratación por el sudor tras haber tomado el sol o tras haber hecho ejercicio en un momento de calor.

Pero… ¿te puedes mantener hidratado con algunos alimentos? ¡Claro que sí! Aquí te dejamos algunos:

- Sandía

Formada por las vitaminas A y C, además de por un gran sabor, posee un 90 - 95% de agua, increíble, ¿verdad? Pues imagínate si te decimos que es muy recomendable para el control de peso. ¿Cómo puede ser eso? Pues resulta que, al ser un alimento hidratante, te hace sentirte más satisfecho y por tanto ayuda a que comas solamente lo necesario y evites los excesos (que en verano están por todas partes).

- Melón

Aún estando formado mayoritariamente por agua, es rico en vitaminas A y C, además de ser antioxidante y mantener un sabor suave y dulce. 

- Tomate

Este alimento, además de ser hidratante, es antioxidante, lo cual ayuda a la protección del cuerpo contra enfermedades. Es muy rico en vitamina C y posee carotenoides, lo cual nos ayuda en nuestra lucha por la protección contra la radiación solar.

- Fresas

¿Sabías que, tal y como confirma la CNN, una taza de fresas tiene más vitamina C que una naranja y más fibra que una rebanada de pan? Y, por supuesto, rica en antioxidantes, en cantidad de agua por unidad y…rica en sí misma. 

- Calabacín

Otro de los alimentos formado por un 95% de agua. Sin embargo, aún con esa proporción de agua, posee vitaminas, minerales, fibra, potasio y son ricos en vitamina C, además de poseer una fuente de antioxidante y un efecto refrescante en cualquier combinación que le pongamos.

- Pepino

Con muy pocas calorías sacia parte del hambre que podemos sentir, por lo que será igual de positivo que la sandía y, además, es muy fácil de combinar. Además, al ser un alimento rico en fibra, nos ayudará a eliminar toxinas.

- Melocotón

Sus carotenos y propiedades antioxidantes ayudan en la salud de la piel y en la protección del sol. Pero esto no es lo único, sino que también son ricos en calcio y poseen vitamina C.

- Zanahoria

Ideal para comer entre horas. Además de protegernos del sol (y ayudarnos a broncearlo), posee antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra, lo cual ayuda a saciar el hambre y la sed a media mañana o media tarde.

- Plátano

Con gran cantidad de potasio y de vitamina A, ayuda no solamente a cuidar la piel ante la radiación del sol, sino también a prevenir la deshidratación y a darnos la energía suficiente para realizar cualquier ejercicio o esfuerzo físico durante el verano.

¡Curiosidad! Aunque muchas personas lo confunden y no lo ubican bien, ¿sabías que el tomate es una fruta y no una verdura? De hecho, existen hasta 20.000 variedades de tomate.

Posted: 06-08-2018