A todos nos gustaría ser felices en el trabajo, ¿verdad? Cuando estamos más contentos somos más productivos, disfrutamos más y se nos hace más ameno y más rápido, pero ¿depende de nosotros? Pues en gran medida sí.

Para conseguir ser más feliz en el trabajo (y también ayudar a los demás a serlo) deberías valorar estos aspectos:

Valorar y mostrar gratitud por el trabajo de tus compañeros

¿Por qué esto va a hacer que seas más feliz en el trabajo? Porque el ambiente de trabajo es una parte fundamental para establecer un estado de ánimo dentro de ese entorno. Cuando valoras el trabajo de las personas que te rodean es probable que ellas trabajen más a gusto y por tanto tu ambiente mejore.

Ser productivo en el trabajo

Parece evidente, ¿verdad? Sin embargo, deberías intentar ser lo más productivo posible, ya no solo por el rendimiento de tu empresa sino también porque dejar las cosas sin hacer o hacerlas de manera incompleta puede provocar, a la larga, que seas más infeliz por tener más tareas pendientes o por tener que estar recibiendo críticas a un trabajo que podías haber hecho mejor.

Cuidar tu cuerpo

Por otro lado, es altamente recomendable ir al gimnasio en algún momento, ya sea por la mañana antes de trabajar, a mediodía o al salir del trabajo, pero es importante cuidar tu cuerpo y tu mente despejándola y liberando tensión para coger el día con energía y ganas, lo cual te hará encontrarte mejor y, por ende, ser más feliz en tu jornada laboral.

Ser humilde

De igual manera es importante que no seas envidioso y no te quedes con cosas dentro, puesto que eso lo único que va a hacer es que te lo guardes y en algún momento eso tenga una reacción negativa dentro de ti, por lo que lo mejor para ser feliz en el trabajo es que seas humilde y cuentes todo lo que creas que puede ser bueno contar para mejorar tu entorno.

Compaginar el trabajo con el resto de tu vida

Y, por último, entiende que el trabajo no lo es todo. Este punto es fundamental, no solamente para ser feliz en el trabajo sino para ser feliz en general. El trabajo constituye una parte importante de tu vida, pero para que seas realmente feliz cuando trabajas tienes que aprender a compaginar la familia, los amigos, tus hobbies y tu trabajo, de esa forma podrás dedicarle el tiempo que quieres a lo que realmente quieres y disfrutarás más aún de las horas que vayas a estar dedicándole a cada cosa.

 

 

Posted: 03-12-2018