Hoy en día, estamos constantemente conectados y atentos a las notificaciones de todas las aplicaciones que usamos. Pero, a veces, necesitamos desconectar de todo y dejar nuestros teléfonos, tablets u ordenadores de lado para volver “al mundo real” y hacer todas esas cosas que antes hacíamos. ¿Necesitas ideas? ¡Hoy te damos seis!

1. Tarde de juegos de mesa.

Pasar tiempo con  la familia o con los amigos y realizar actividades didácticas es siempre una buena idea para relajarse, desconectar y dejar un rato de lado la tecnología. Los juegos de mesa son una muy buena opción  para las tardes de invierno.

2. Álbumes de fotografías.

¿Cuándo fue la última vez que imprimiste una foto? Actualmente, con los álbumes digitales y los miles de efectos y filtros, la costumbre de juntar fotos impresas para hacer un álbum ha desaparecido. Sin embargo, puede ser una actividad muy entretenida y que además nos haga recordar buenos momentos. ¡Prueba hacer uno de tu último viaje o de las navidades pasadas!

3. Paseos por la naturaleza.

A pesar del frío, pasear por espacios naturales es siempre recomendable para bajar los niveles de estrés y ansiedad. Y si no tienes mucho tiempo, o si no te apetece irte muy lejos, basta con un paseo por un parque cerca de tu casa para sentir que ya has empezado a desconectar.

4. Nesting.

“Nesting” o, con otras palabras, quedarse por casa, consiste en realizar actividades que te ayudan a relajarte y a dirigir toda la energía hacia algo positivo. Ya sea haciendo jardinería, leyendo o incluso pintando, las actividades que te hacen sentir que estás contribuyendo en casa o para ti mismo, dan la sensación de relajamiento y descanso.

5. Meditación.

Prueba substituir el tiempo que pasas publicando una foto, un vídeo o una historia por tiempo de meditación. Empieza por dedicar 10 minutos cada día y según te vayas sintiendo mejor, intenta aumentar el tiempo.  Si crees que tienes demasiados pensamientos que te desvían la atención, no debes preocuparte, es lo normal al principio.

6. Cocina.

Prueba cocinar una noche para un grupo de amigos, o invitar a tu familia a una cena en casa. Haz una de las recetas que están en ese libro que te han regalado y que nunca has abierto, y sorprende a tus invitados con tus habilidades culinarias. Esto te servirá  para relajarte y, a la vez, como excusa para  reunir a las personas que más quieres.

Fuente: http://observador.pt/2017/10/28/7-ideias-para-ativar-o-modo-offline/

Posted: 08-07-2018