Los videojuegos tienen a menudo la reputación de generar comportamientos violentos y de ser una pérdida de tiempo para los niños (y para algunos adultos). Los padres intentan reducir el tiempo que los niños pasan jugando a la consola, ordenador o dispositivo móvil, mientras que algunos incluso tratan de eliminar estas actividades. ¿Pero es esto una buena idea?

Es comprensible la preocupación de los padres en cuanto a la influencia de los videojuegos violentos. Además, no hay indicios de beneficios por el uso de este tipo específico de entretenimiento.

Sin embargo, hay videojuegos que pueden ayudar a desarrollar características y capacidades [1] de los niños y de los jóvenes. Los padres deben centrarse en este tipo de videojuegos, tratando de derivar a los niños a contenidos educativos, que contengan desafíos intelectuales.

Trata de determinar el tipo de videojuegos que ofreces a tus hijos. Asegúrate de que están adaptados a su edad y que tienen un valor más allá del mero entretenimiento.

La combinación de diferentes actividades es ideal para el desarrollo cognitivo de los niños. Controlar el tiempo que pasan frente a la consola o al televisor es importante. Especialmente si se puede canalizar este tiempo y atención a otro tipo de actividades - lectura, deportes, arte.

Hay momentos en que los videojuegos ofrecen más que mero entretenimiento. Hay estudios que concluyen que hay ventajas en utilizar juegos virtuales para apoyar a niños con problemas de salud. Quimioterapia, psicoterapia o problemas de conducta son algunos de los ejemplos donde los videojuegos pueden influir [3].

Por otro lado, algunas de las capacidades de los niños se pueden desarrollar con el uso moderado de los mismos. Los videojuegos adecuados en el momento adecuado pueden ayudar a superar los traumas, reducir la ansiedad, fortalecer las relaciones con un miembro de la familia o un amigo, aumentar la autoestima, etc.

Reducir o eliminar totalmente los videojuegos de la vida de los niños puede no ser la solución ideal. Administrar el tipo de contenido y su utilización podría ser la clave para asegurar los beneficios de esta actividad.

¡Si puedes compartir algún tiempo con tus hijos mientras juegas con ellos, incluso mejor!

 

[1] Griffiths, M., "The educational benefits of videogames ", 2002

[2] The New York Times, "Four Moments When Video Games Are Good for Kids (and How to Make Them Even Better)", 2015

[3]Griffiths, M., "The Therapeutic Use of Videogames in Childhood and Adolescence", 2003

Posted: 03-08-2018