¿Tu hijo es demasiado pequeño para hacer alguna tarea de casa? Seguramente te lo hayas preguntado alguna vez o estés dudando ahora mismo. Es importante preparar a tus hijos para que sean más independientes.

Por eso queremos recomendarte algunas tareas de casa que pueden hacer tus niños en función de la edad que tengan.

 

Las tareas del hogar en las que tu hijo puede participar y colaborar

Entre los 2 y los 4 años ya empiezan a tener capacidades suficientes como para poder ayudar, aunque sea mínimamente, haciendo algunas tareas como:

  • Limpiar líquidos derramados durante las comidas o de alguna bebida les ayudará a ir comprendiendo que nada más se derrame un líquido siempre debemos dejarlo limpio.
  • Después de haber jugado con sus juguetes, recogerlos y ordenarlos en una caja o el lugar que hayas decidido para ellos. En esta franja de edad, ya empiezan a ser conscientes de que los juguetes han salido de un lugar y que deberían volver al mismo sitio.

 

A medida que van siendo más mayores (de 5 a 8 años), podemos ir creando en ellos algunas rutinas que pueden ayudarles a educarles en algunas tareas del hogar:

  • Recoger la ropa sucia constituye un hábito muy bueno para ellos. Podemos ir enseñándoselo poco a poco, por ejemplo, haciendo que cada vez que se quiten la ropa la dejen en un cesto o una bolsa específica para luego echarla a lavar.
  • Poner y limpiar la mesa es algo que nos han visto hacer desde pequeños y que pueden aprender a ir haciéndolo ellos si cada día nos acompañan viendo cómo lo hacemos y vamos delegando en ellos tareas como poner los platos, vasos, etc.
 

A partir de los 8 años (de 8 a 14 años) podemos hacer que nuestros hijos sean más autónomos para que, por sí mismos, hagan algunas tareas que son suyas personalmente como, por ejemplo:

  • Hacer su cama nada más levantarse, para que sea algo que ya se quede hecho y, sobre todo, para que lo adquieran como una rutina a seguir y la continúen todos los días.
  • Limpiar la habitación, haciendo énfasis en enseñarle cómo deben barrer y fregar el suelo de su habitación para mantenerla limpia. Esto les ayudará mucho de cara al futuro.
  • Poner el lavavajillas es otra de las tareas que pueden aprender, aunque sea ir aprendiendo dónde debe ir cada elemento y qué jabón se debe utilizar por si algún día tienen que ponerlo ellos.

 

A partir de los 14 años ya podemos considerarles lo suficientemente maduros para realizar otro tipo de tareas de casa, como:

  • Doblar la ropa una vez ha sido planchada, aprendiendo a diferenciar cómo se deben doblar, por ejemplo, unos pantalones, una camisa o unas sábanas ya limpias.
  • Cuidar de otros niños, lo cual puede ser de especial utilidad si tiene más hermanos o primos a los que podría cuidar si en algún momento se quedan solos.
  • Hacer recados familiares como ir a recoger o a dejar algo en determinados sitios.

 

 

 

Posted: 06-02-2019