La televisión es una de las cosas que más entretiene a nuestros hijos: películas infantiles, documentales, programas musicales… Pero tenemos que tener en cuenta que, cuando hablamos de transmisión de valores, los efectos que produce ver la televisión durante demasiadas horas en nuestros hijos pueden ser negativos, por lo que como padres debemos mantener el control sobre qué ven y durante cuánto tiempo.

La “caja tonta”, como muchos la llaman, tiene la capacidad de crear comportamientos ansiosos, competitivos y agresivos en los más pequeños. Además, la salud de los niños de 2 a 10 años puede verse alterada negativamente si estos pasan más de 2 horas al día consumiendo televisión, presentando un 30% más de probabilidades de desarrollar hipertensión que el resto de los niños.

En cuanto a la creatividad, se dice que la televisión es capaz de “matar” la imaginación de los más pequeños, ya que no les permite ir más allá, Mientras que un libro permite imaginar, en la televisión los personajes, el entorno y la historia ya está detallada y deja muy poco espacio para la imaginación.

¿Cómo podemos proteger a nuestros hijos?

Asegurando que los contenidos que ven son adecuados para  su edad y no incitan a la violencia ni comportamientos negativos o peligrosos; controlando las horas que pasan delante del televisor e intentando compartir momentos con ellos mientras ven sus películas o  series favoritas; y proponiéndoles actividades diferentes para hacer en familia.

 

Fuente:

https://psicologiaymente.net/desarrollo/efectos-negativos-television-ninos-ciencia

Posted: 06-08-2018