¿Cuántas horas le dedicas a trabajar al día? Tal vez tan solo 2, o puede que tu jornada sea de 4 o de 8 horas, por eso es importante que sepas conciliar bien tu vida laboral con tu vida personal para que, cuando no estés trabajando, puedas aprovechar el tiempo y celebrar la vida cada día al máximo, ¿quieres saber cómo?

Sigue estos consejos para conciliar tu vida laboral con tu vida personal o familiar:

El primer consejo que te damos para conciliar vida laboral y familiar es que aproveches parte de tu tiempo libre para hacer ejercicio, tanto físico como mental. Ejercicio físico para fortalecer el cuerpo, los pulmones o el corazón. El ejercicio mental es imprescindible para poder compaginar el estrés de un ritmo acelerado y una vida tranquila, por eso es bueno meditar y dedicar algunos momentos a trabajar la relajación y la memoria. tanto la memoria como la relajación.

Por otra parte, también es conveniente para conciliar vida laboral y familiar definir prioridades a la hora de ordenar las tareas que tengas pendientes. Cuando se te junten varias el mismo día o la misma semana, es bueno que las coloques en orden de prioridad y te organices de esa forma. Cuando seguimos este método lo que conseguimos es estar más tranquilos y tener más capacidad para cumplir las tareas puesto que nos vamos quitando de en medio aquellas tareas más costosas o que requieren más urgencia y luego dedicarnos a aquellas que también son importantes, pero no tan urgentes.

Hay un aspecto importante que debes valorar para equilibrar tu vida laboral y tu vida personal… conciliar vida laboral y familiar y es no buscar siempre la perfección. Aunque a todos nos gustaría hacerlo siempre todo bien, no debemos frustrarnos cuando no lo consigamos. Por eso es muy importante que seas consciente de lo que puedes conseguir y siempre te esfuerces por llegar al máximo, pero a veces es mejor estar bien en tu trabajo y en tu vida personal, antes que intentar ser perfecto en una de ellas y dejar la otra de lado.

Y, por último, algo que te gustaría hacer para conciliar vida laboral y familiar pero que probablemente te resulte muy difícil conseguir: aprende a desconectar. Es importante que sepas cuál es tu lugar y entiendas la diferencia. Parece básico, pero es una de las cosas que más nos cuesta. Es fundamental para ti que, cuando estés en tu trabajo, des el máximo de ti mismo y estés concentrado en ello pero que, cuando llegues a casa, des el máximo de ti con tu familia o tu vida personal y focalices en eso olvidándote de tu trabajo, de las cosas pendientes, o de cualquier preocupación.

 

Posted: 12-12-2018