Mis dos niños siempre estaban discutiendo y luchando, lo cual es normal entre hermanos. Los únicos momentos de tranquilidad eran cuando jugaban en su castillo en el jardín. Bueno, tranquilidad más o menos, porque seguían gritando como locos, pero al menos ya no luchaban entre ellos. Me gustaba volver a esos tiempos, pero no creo que sea posible...

Participa también en el Hospital de Juguetes para tener una Navidad mágica.

Posted: 06-08-2018