El dinero afecta a casi todo en nuestra vida – carrera, estilo de vida, incluso a los niños. También es una de las razones de muchos divorcios.


Catey Hill, escritora en la página web de Smart Money y autora de “Shoo, Jimmy Choo! The Modern Girl’s Guide to Spending Less and Saving More”, nos deja algunos consejos sobre cómo mantener cartera y corazón alineados.

 

• Definid las prioridades juntos. Se recomienda crear dos listas de objetivos que busquen los puntos de contacto entre ellas. “¿Cuáles son las principales preocupaciones: ahorrar para la jubilación? ¿Viajar? ¿Pagar la educación de los niños? Escribidlo, comparad notas y cread un plan conjunto.” Pero no hay necesidad de compartir todo.

“Algunas personas son derrochadores, otros son ahorradores”, añade Catey Hill. “Comparte una cuenta bancaria, pero mantén la posibilidad de tener una sólo tuya” Esto no significa libertad para tener secretos – la infidelidad financiera hace tanto daño como cualquier otra – pero sí una cierta independencia.


 Espera lo inesperado cuando se trata de carreras profesionales. “Los cambios se producen. Por ejemplo, te casaste con un profesional de la salud que de repente quiere trabajar de creativo. ¿O imaginemos que uno de los dos pierde su trabajo?”, pregunta Hill. “Las parejas deben tener las distintas posibilidades en abierto. Con un ahorro suficiente, será más fácil manejar estas situaciones.

Muchos cambios profesionales son también cambios en el estilo de vida. Es posible que tengas que ajustar el presupuesto a los ingresos. Es importante darte cuenta de que no todos los cambios tienen que ver con el aumento de sueldo. La felicidad es muy importante y debe respetarse.


 Hablar de los hijos – y los desafíos financieros que conlleva. Los niños pueden complicar o cambiar nuestras vidas de una forma que es difícil de predecir. Las expectativas también varían de persona a persona: ¿Cuántos hijos? ¿escuela pública o privada? “Muchas personas quieren ofrecer lo mejor a sus hijos, pero si gastan todo el dinero en ellos, no se puede ahorrar para la jubilación o para una emergencia”, dice Catey Hill.


En conclusión, hay que establecer prioridades juntos y buscar puntos en común en vuestros objetivos. No luchéis por objetivos individuales, sino tratad de conjugarlos. Al final, este intercambio es una de las bases del matrimonio o de la vida en común.

 

Información Adicional:

The New York Times, 2009, “Money Fights Predict Divorce Rates”: http://nyti.ms/2aM3ikj

Posted: 11-07-2018