¿Alguna vez has pensado en dejar de trabajar durante un año? Puede parecer un gran riesgo a nivel financiero, pero estos cinco consejos pueden ayudarte a dar este paso con más confianza.

1. Visualiza lo que quieres alcanzar. Antes de decidir dejar tu trabajo actual, define algunos objetivos personales. ¿Qué piensas hacer con tu tiempo? ¿Vas a volver a estudiar, vas a empezar un nuevo negocio o a hacer un viaje por todo el mundo? ¿Qué es lo que quieres conseguir durante este año? Si puedes contestar a todas estas cuestiones, será más fácil crearte tu propio plan financiero.

2. Crea un presupuesto. Decide en qué cosas podrás gastar más cuando ya no estés trabajando. Mira tus ahorros actuales para ver qué margen tienes, ¿qué gastos fijos, como la renta o la hipoteca, tienes que seguir pagando? ¿Tienes ahorros suficientes para estos gastos y los de esta nueva aventura? Todo es cuestión de una buena planificación y para ayudarte puedes contar con una de las aplicaciones para mejorar tu economía familiar.

3. Empieza a ahorrar ya. Debes pasar el ahorro a la primera posición de tu lista de prioridades si quieres avanzar con la idea de estar sin trabajar durante un año. ¿Hay algún gasto que puedas reducir o eliminar? Esto puede requerir cambiar algunos hábitos, como prescindir del gimnasio para ahorrarte las mensualidades y encontrar ejercicios online, o llevar comida preparada de casa al trabajo en lugar de comer fuera todos los días.

4. Asegúrate de que tienes cobertura médica. Si ya no tienes un seguro de empresa, debes pensar en cómo vas a seguir protegiéndote a ti y a tu familia. Los seguros de vida y accidentes o salud son fundamentales para asegurar el futuro financiero y mantener a tu familia protegida ante cualquier imprevisto.

5. Piensa a largo plazo. ¿Qué va a pasar después de ese año? Si piensas en empezar un trabajo en algo diferente, ¿tendrás que rehacer tu currículum? Si piensas en volver a estudiar, ¿el curso que vas a elegir cuenta con opciones de prácticas u ofertas de puestos para personas con esos estudios? Si no estás seguro de lo que quieres hacer después, define antes una fecha límite para decidir qué vas a hacer después y evaluar tu situación financiera.

Dejar nuestro trabajo y dedicar un año a una carrera o un proyecto personal puede cambiarnos la vida – probablemente vas a tener una idea mucho más clara de tus objetivos personales y profesionales –, pero antes de dar el paso es importante que lo planifiques y lo dejes todo bien atado.

Posted: 03-08-2018